lunes, 12 de mayo de 2008

Riveleta

Yo no soy quién para hablar de River, pero tengo ganas de hacerlo, con la mayor objetividad posible. Lo de ayer fue bueno (contra mi pesar y el de Estudiantes). Pero yo, si hubiese sido de la banda (que bueno que no lo soy), no hubiese aplaudido del equipo. ¿Por qué tan drástica opinión? Porque si hubiesen hecho lo mismo que hicieron con Gimnasia ante CASLA, quizá la historia hubiese sido otra. Y lo hicieron en un partido con menor valor que el de San Lorenzo. Es decir, demasiad(ísim)o tarde.
Párrafo aparte para la reacción del segundo tiempo, que me sorprendió. Aún se me viene al bocho el partido de rugby por el Mundial 99 entre Los Pumas y Western Samoa. En el entretiempo de dicho partido, en el cual LP perdían por 16 a 3 ante Brian Lima y compañia, Ales Wyllie, head coach neozelandés que nos dirigía, hizo una arenga, que para él, era "irreproducible", ya que era muy fuerte. Y, quizá por eso, reaccionaron y ganaron el partido, fundamental para sus aspiraciones del pase de ronda. Volviendo a River-GELP, me imagino al Cholo Simeone en el entretiempo puteando en mil colores al equipo. Me imagino que habrá dicho esas palabras (las siguientes palabras son ficticias, aunque con personajes reales; cualquier similitud con la realidad es pura coincidencia):
A Carrizo: "Aflojá con atajar para la foto y da más seguridad"
A los defensores: "¿Ustedes son defensores? Pensaban que eran ñoquis, porque el único que defiende es Abreu, quién es delantero."
A Buonanotte: "Levantate del piso. Aunque sigas de esta manera, no creo que ganes el Oscar."
A Alexis Sánchez: "Pensaba que era el Messi chileno, pero veo que sos solo un firuletero. No veo la hora de que termine el préstamo."
A Abreu: "¿No viste que estamos como el culo? Lo que hiciste fue como tapar el sol con la mano?"
A Falcao: "Menos pelea y más goles."
A todos: "Ahora tenemos que ganar. Y ahora, si pierden no voy a dar la cara. Los voy a tirar al bombo. Suerte, que es lo que van a necesitar."

Quizá con esas palabras (u otras, pero que les tocaron el orgullo y el corazón a los jugadores), River, cual Lázaro, resucitó. Quizá el Jesús (van a pensar que es una blasfemia) de la ocasión fue Matías Abelairas (como diría Futbolero Estadístico, Matías Abel Airas), quizá uno de los pocos que se salvan del naufragio.
River y Estudiantes están peleando palmo a palmo el campeonato. Pero pienso que River no lo será, Ya que L@ R€d0 (sobre todo X<0$) dice que el millo se consagrará. Ojalá ninguno diga las palabras mágicas.

1 comentario:

guido dijo...

Muy bueno Santi.

Sinceramente, no entendí al hincha de River, hasta que habló Ahumada (?).